En el seno del Consejo de la Guardia Civil dos grupos de trabajo elaboran la nueva normativa que regulará los horarios de trabajo y retribuciones en concepto de productividad

Está previsto que a partir del próximo año se establezcan los descansos singularizados y nuevos conceptos retributivos con los que se compensará a los guardias civiles de forma más eficaz e individualizada por los servicios prestados en horarios nocturnos y festivos

La Guardia Civil contó con las primeras regulaciones específicas de jornada y horarios de trabajo en los años 1996 y 1997. Esta regulación se adaptaba a lo vigente entonces en la Administración Pública, estableciendo las 42 horas semanales de trabajo, que se mantuvieron hasta 2006, año en que se establece la primera disposición específica relativa al reconocimiento de un complemento retributivo de productividad, ya que se reconocía en relación con las jornadas de trabajo y sus horarios, una retribución específica de aquellos servicios que prestaban las patrullas de la Guardia Civil en horarios nocturnos y festivos. Esta situación, en cuanto a la productividad, se ha mantenido hasta la actualidad.

En 2007 entra en vigor la Ley Orgánica 11/2007 de Derechos y Deberes de los Guardias Civiles, norma legal con la que nacen las Asociaciones Profesionales de Guardias Civiles.

En 2010 se publica una nueva y específica Orden General en la que ya se estandariza el horario de servicio y se establecen las 37 horas y media semanales, al amparo de una Directiva de la Unión Europea de 2003 sobre jornadas y horarios de los trabajadores con carácter general. En esta disposición se mantiene el reconocimiento específico de los servicios prestados en horarios nocturnos y días festivos, que se retribuyen a través del complemento de productividad específico ya regulado desde 2006.

A comienzos de este año la Dirección General de la Guardia Civil aborda los estudios correspondientes para modificar tanto la Orden General de productividad vigente desde 2006, como la Orden General de jornadas y horarios, vigente desde 2010. Ambos estudios se abordan en el seno de sendos grupos de trabajo en los que tienen participación las asociaciones profesionales representativas con presencia en el Consejo de la Guardia Civil.

A lo largo de este año se han desarrollado ya varias reuniones de estos grupos de trabajo, la última de las cuales, en relación con la Orden General de jornadas y horarios de trabajo, se ha celebrado el pasado 30 de abril.

La Dirección General de la Guardia Civil ha presentado en las reuniones de estos grupos de trabajo los textos de los borradores de las nuevas regulaciones, en las que se mantienen las 37 horas y media semanales y además, como aspecto específicos y novedoso se establece, como en el resto de las administraciones públicas, el reconocimiento de descansos singularizados al personal que realice servicios nocturnos y festivos, de forma que al finalizar un mes concreto el personal que haya realizado un determinado número de servicios de esa naturaleza, disfrute de esos descansos singularizados, lo cual permitirá que la jornada mensual y semanal de trabajo se reduzca sobre el horario real que debería de realizarse.

Los citados borradores recogen igualmente otras novedades retributivas, de forma que, con independencia de los mencionados descansos singularizados, se mantiene una retribución específica en concepto de productividad por realizar servicios nocturnos y festivos, y además una vez finalizado el año, aquellos guardias civiles que en el conjunto del año hayan realizado un número determinado de servicios de esta índole, tendrán igualmente una retribución específica.

De acuerdo con los nuevos borradores, se establecerán también en conjunto nuevas regulaciones de la productividad y de las jornadas y horarios de trabajo, implantando regímenes de servicio específicos para todos los componentes de la Guardia Civil.

Estas mejoras, que supondrán un importante avance en materia de reconocimiento de los derechos de los guardias civiles, continuarán debatiéndose en el seno de los citados grupos de trabajo y en las comisiones del Consejo de la Guardia Civil, y está previsto que puedan entrar en vigor a comienzos del próximo año, una vez que se puedan implementar los medios técnicos correspondientes para su implantación.

Las propuestas realizadas por la Dirección General han tenido una favorable acogida por parte de las Asociaciones Profesionales por los avances que suponen para la conciliación laboral y familiar de los guardias civiles, logros impensables hace unos años. Desde la Dirección General de la Guardia Civil se ha invitado a las Asociaciones Profesionales a que continúen participando en las reuniones de estos grupos de trabajo porque del seno de ellos es de donde saldrá la nueva normativa.

La Dirección General continuará trabajando en este sentido en los próximos meses, muestra de ello es el número de reuniones de grupos de trabajo (70) y del propio Consejo, siguiendo la línea marcada al principio de esta legislatura de normalización de las relaciones con las Asociaciones Profesionales y la consecución de aquellos logros sociales que combinen la función operativa como cuerpo de seguridad y el mejor escenario laboral y familiar para todos y cada uno de los componentes de la Guardia Civil.

Load More Related Articles
Load More In News