Agentes de la Policía Nacional han interceptado en Huesca, el pasado día 29 de abril, un convoy de cinco vehículos con 700 kilogramos de hachís que trataba de llegar a Francia. Los seis detenidos utilizaban varios vehículos que viajaban en caravana para garantizar su huida. Se trata de uno de los mayores alijos de hachís en la comunidad autónoma. En el primer control policial fue detenido uno de los cinco vehículos y sus dos ocupantes. El resto huyó a gran velocidad pero fue interceptado poco después con la colaboración de la Guardia Civil. Compraban los vehículos de alta gama en Alemania y los cambiaban con regularidad para evitar ser detectados. Han sido intervenidos los cinco vehículos.

La investigación comenzó en el mes de enero, cuando se detectó el paso de un convoy de vehículos franceses a gran velocidad, que cruzaba la provincia oscense con dirección a Francia. Poco después, los agentes detectaron la existencia de un grupo de ciudadanos franco-magrebís que se dedicaban al tráfico de sustancias estupefacientes entre el sur de España y Francia.

Los investigados tomaban grandes medidas de seguridad que dificultaron notablemente la investigación. Utilizaban vehículos de alta gama que compraban en Alemania y que después de unos viajes volvían a vender para evitar ser descubiertos.

Vehículos abandonados con la droga

Los agentes establecieron un control policial con la finalidad de estrangular la caravana de vehículos que escoltaban el cargamento de hachís y se detiene al primer vehículo y sus dos ocupantes. El resto, cambió el sentido de la marcha en una maniobra rápida para volver a la capital oscense y evitar el control policial. Se inicia así una persecución solicitando los agentes la colaboración de la Guardia Civil, cuyos agentes interceptaron otros dos vehículos huidos y detuvieron a ambos conductores en un control establecido en la carretera A-132, a su paso por la localidad de Puente la Reina de Jaca.

En este punto, los dos vehículos restantes cambiaron una vez más el sentido de la marcha para huir en dirección al puerto de Santa Bárbara. Tras una búsqueda que se prolongó durante toda la noche, finalmente fueron localizados los dos coches, abandonados en la localidad de Villalangua con el estupefaciente en su interior.

Huida a pie, monte a través

Los agentes de Policía Nacional facilitaron a la Guardia Civil la descripción e identidad de los dos fugitivos, siendo localizados cuando se encontraban escondidos en una senda de la montaña de Villalangua, en dirección hacia el conocido como “pico Saosa”.

En la operación han resultado detenidos 6 ciudadanos franceses de origen magrebí, todos residentes en Francia y con numerosos antecedentes en su país. La Policía Francesa, mediante comisión rogatoria, se desplazó a Huesca, incorporándose a la investigación para conocer de primera mano los detalles de la operación, dado el interés que las autoridades francesas tenían en esta operación policial.

Tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción de Jaca en funciones de guardia, el Juez ordenó el ingreso inmediato en prisión de todos los miembros de la banda.

La operación ha sido realizada por agentes de la Comisaría Provincial de Huesca, con la intervención de agentes destinados en Canfranc, Jaca y Huesca, de la Jefatura Superior de Policía de Aragón y de Madrid, y agentes de la Comandancia de la Guardia Civil en Huesca, quienes colaboraron en el cierre de la zona y detención de los delincuentes.

Load More Related Articles
Load More In Policía Nacional

Check Also

Quirónsalud Torrevieja will do free tests for the early detection of Colon Cancer

The Hospital Quirónsalud Torrevieja launches a free campaign for early diagnosis of colon …