El Ayuntamiento de Torrevieja lleva tres años sin atender las quejas que los vecinos de un edificio que vienen denunciando desde Noviembre de 2010, dejando pasar el tiempo sin resolver el problema planteado que se mantiene desde esa fecha, agravándose conforme pasa el tiempo.

Los vecinos del edificio han denunciado a través del Administrador de la Comunidad de Propietarios las molestias originadas por el continuo funcionamiento de varios aparatos de aire acondicionado industrial de gran potencia, que por el ruido y el calor originado, les obliga a mantener permanentemente las ventanas cerradas, condicionando su vida en el interior de sus viviendas.

El Ayuntamiento de Torrevieja no ha dado respuesta a ninguno de los cuatro escritos presentados, a saber, el 25.11.2010, el 12.08.2011, el 26.04.2012 y el 27.08.2013, no practicando ningún tipo de diligencia, ni tan siquiera comprobando los hechos denunciados.

Los vecinos que alegan que pagan religiosamente sus impuestos, se quejan por esta desatención y el maltrato al que se ven sometidos por la pasividad y el desinterés de los miembros del Equipo de Gobierno del Partido Popular del Ayuntamiento de Torrevieja, llegando a pensar que no hacen nada para no molestar a los causantes de las molestias, precisamente una gran empresa constructora y promotora localizada en Torrevieja.

Ante este sospechoso silencio y pasividad, Los Verdes se han personado en el asunto, presentando sus concejales una petición en la que solicitan que se comprueben los hechos denunciados por parte de los técnicos municipales y que se actúe en consecuencia, al tiempo que reclaman que se facilite cumplida contestación a los interesados, tal y como está establecido en la Ley de Procedimiento Administrativo, de obligado cumplimiento para todas las Administraciones Públicas, consiguiendo desbloquear el asunto que se conteste a los afectados y que se solucione parte del problema planteado.

Comportamientos tan poco edificantes como el que hoy denunciamos en este comunicado, explican muy claramente la desafección de millones de ciudadanos con la política y con la cosa pública, no teniendo explicación alguna que políticos que cobran como auténticos profesionales desatiendan el cumplimiento de sus obligaciones legales, estando más pendientes de sus negocios particulares, de los de sus amiguetes o de aprovechar todas las oportunidades que se le presenten para hacer caja, que de atender las justas demandas y reivindicaciones de los ciudadanos, que en definitiva son los que les pagan los sueldazos que vienen cobrando. Todo ello sin llegar a hablar de los cada día más cotidianos escándalos de corrupción que tanto daño hacen a la economía, a la democracia y a la imagen de Torrevieja y de este país.

Load More Related Articles
Load More In News