El Ayuntamiento de Torrevieja no localiza a 14 de los 29 propietarios del Edificio La Ballena, nada menos que al 50% de los propietarios, teniendo que proceder a efectuar la notificación del acuerdo de la Comisión de Gobierno relativo al expediente de peligrosidad que se tramita sobre dicho edificio, mediante su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Alicante, todo ello como último recurso de acuerdo con lo establecido en la Ley de Procedimiento Administrativo.

Esta situación retrasará todavía más el largo y tortuoso expediente de peligrosidad que desde el año 2007 se viene tramitando por el Ayuntamiento de Torrevieja, que como viene sucediendo en otros muchos casos, tardará todavía bastante tiempo en resolverse, para poder dar así solución a este punto negro de la gestión urbanística municipal.

Desde que en el año 2007 se decretó el desalojo, la clausura y el precinto del edificio ha pasado de todo y nada bueno, sufriendo los propietarios de las viviendas todo tipo de abusos e irregularidades, que para que sirvan de recordatorio, pasamos a relacionar:

Movimiento y retirada de la estructura de protección instalada para evitar la caída y desprendimiento de cascotes y de otros elementos para utilizar dicho espacio como aparcamiento de vehículos.

Rotura del precinto y entrada de okupas, ladrones, desvalijadores.

Robo de enseres y materiales domésticos.

Saqueo de grifería, marcos de puertas y ventanas, así como de otros elementos metálicos.

Actos de vandalismo e incendios.

Todo ello sin contar con el debido seguimiento y la actuación decidida del Ayuntamiento, que en ningún momento se ha preocupado de proteger los bienes que se encontraban en el interior de cada una de las viviendas y la integridad y seguridad del conjunto del edificio, que como consecuencias de todos esos desmanes ha sufrido un considerable, acelerado y devastador deterioro.

Otro aspecto que tendrá que solventarse para poder proceder al derribo o a la reconstrucción del Edificio La Ballena será el presupuestario, ya que al no existir comunidad de propietarios ni contacto o comunicación alguna entre los afectados, no van a poder ponerse de acuerdo para afrontar juntos los gastos que se originen, por lo que tendrá que ser el Ayuntamiento de Torrevieja quien subsidiariamente proceda a desarrollar las actuaciones que se acuerden, ya sea derribo o rehabilitación, y en este momento el Presupuesto Municipal no dispone de partida suficiente para abordar ninguna de dichas actuaciones.

Este es un ejemplo palpable de lo pésimamente que se ha venido gestionando el urbanismo en el municipio de Torrevieja, siempre de espaldas al interés general de la mayoría de los ciudadanos, y al servicio de la especulación y del pelotazo. Un urbanismo a la carta en beneficio exclusivo de unos pocos, que desde hace muchos años venimos denunciando desde el partido político de Los Verdes.

Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

Jornada de limpieza en la Vía Verde

El próximo sábado 14 de noviembre, Los Verdes harán un recorrido por …