El cuerpo sin vida del Eduardo Montori apareció en el dormitorio de su domicilio de Ejea de los Caballeros (Zaragoza) con signos de violencia. Presentaba heridas punzantes en tórax, decapitado y con quemaduras en varias partes del cuerpo

Load More Related Articles
Load More In News