Los ahora detenidos habrían obtenido un botín aproximado de 30.000 euros tras asaltar 36 centros educativos de las provincias de Alicante, Valencia, Castellón, Albacete, Pontevedra y A Coruña

Load More Related Articles
Load More In News